Juez concede hábeas corpus a Jorge Glas y Daniel Salcedo

Tanto Glas como Salcedo fueron sentenciados en casos de corrupción.

Desde el 2015, el nombre de Daniel Salcedo Bonilla estuvo envuelto en polémica. Ese año se hizo pública su relación como contratista estatal cuando trascendió que su empresa HDC Producciones había firmado un contrato con la Gobernación del Guayas para charlas realizadas por Raúl Di Blasio.

Para ese convenio, la Gobernación había dispuesto a la Unidad de Compras Públicas que curse una invitación para que esa empresa participe en ese proceso. Para ese entonces, HDC Producciones, gerenciada por Salcedo, era una joven empresa que pocos conocían en el medio y con poco trajín en el manejo de artistas internacionales.

 

A Salcedo lo conocían en la zona de la Alborada como hijo de un pastor de una iglesia de la zona y líder de una banda musical que tocaba en conciertos a nivel de congregaciones. Había hecho intentos por internacionalizar sus producciones asistiendo a eventos en Miami.

 

A la firma de Salcedo se le adjudicó el contrato de $ 1,79 millones y tras conocerse el convenio, la Contraloría del Estado intervino. En el 2017, pese a observaciones, la misma Contraloría contrató servicios de comunicaciones con esa empresa. Durante el juicio político al excontralor Pablo Celi saltó este contrato.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.